Especiales

¿Quién tiene miedo a volar?

Un estudio de eDreams muestra que la aerofobia afecta más a los hombres que a las mujeres
Laura Farré
15:06h Miércoles, 30 de marzo de 2011
0

Todos conocemos a alguien a quien le da pavor volar. Y si el pánico no es la palabra, al menos conoceremos a alguien a quién le inquietará el hecho de subirse a un avión. Ya sea porqué tiene miedo a que haya un accidente, a que falle el motor, o porqué se sentirá agobiado por estar en un espacio cerrado del que no puede salir si algo va mal. De hecho, no estamos hablando de nada nuevo. Gabriel García Márquez ya citó la fobia a volar en el año 1980 en uno de sus artículos titulado “Seamos machos: hablemos del miedo a volar”.

Pablo Picasso: "No le tengo miedo a la muerte, sino al avión"

El maestro colombiano escribió sobre ello precisamente en el año en que se estrenó la película Aterriza como puedas, uno de los primeros ejemplos cinematográficos basados en explotar el lado trágico del cielo y del mar. Y antes ya lo había hecho Pablo Picasso cuando decía: “no le tengo miedo a la muerte, sino al avión”. Ya veis, la fobia a volar es como un miedo democrático: afecta a pobres y a ricos, altos y bajos, inteligentes y tontos, socialistas y populares. Sin embargo, ha sido la agencia de viajes online eDreams cola colaboración del Dr. Carlos Baeza de la Clínica de la Ansiedad de Barcelona quién ha publicado las últimas cifras sobre el nivel de afectación de este miedo. Y lo ha hecho de forma sumamente gráfica: con un infográfico muy visual que nos permite entender de un solo vistazo hasta qué punto padecemos la llamada aerofobia, es decir, el miedo o temor a volar en aviones. Parece ser que la aprensión no afecta por igual a hombres y mujeres: mientras que un 80% de las personas que padecen este tipo de miedo son hombres, sólo el 20% corresponde a perfiles femeninos.

Pero antes que nada, cabe decir que según un informe de la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) viajar en avión fue la alternativa más segura durante el año pasado, con una tasa mundial de accidentes aéreos del 0,61. Esto es lo mismo que decir que hubo un accidente por cada 1,6 millones de vuelos realizados. Lo mejor de todo es que se trata de la tasa más baja de accidentes de la historia de la aviación, lo que podría empezar a dar motivos a los más temerosos para que bajen la tensión en sus viajes y se relajen un poco más a la hora de subirse a un avión. Al menos, los más realistas tendrán a las estadísticas de su parte: viéndolo des del punto de vista de las probabilidades, el riesgo de padecer un accidente aéreo es realmente, muy, muy bajo. Pero ya sabemos que los miedos no se solucionan sólo con números.

El miedo a volar afecta al 20% de la población mundial

Si analizamos los datos publicados por eDreams en relación al estudio realizado sobre el miedo a volar y las características de los sujetos que tienen algún problema a la hora de subirse a este medio de transporte, lo primero que tenemos que señalar es el alto porcentaje de personas afectadas: el 20% de la población mundial que coge un avión lo hace normalmente con algunas dificultades o temores. Aun así, el temor a volar puede clasificarse en dos grandes categorías: el miedo asumible (que afecta a 8 de cada 10 personas que sufren este tipo de temor) y el miedo inasumible (que afecta al 20% restante).

El primero se refiere a problemas como el disconfort, el malestar, la alerta o la inquietud. Es decir, estamos hablando de esas personas que están intranquilas a la hora de subirse a un avión, especialmente, en el momento del despegue y el aterrizaje. Sin embargo, ellas no padecen un temor absoluto a los vuelos. En cambio, el 20% restante corresponde a esas personas que sienten un miedo mucho más extremo. Un temor que les impide volar o que si finalmente lo hacen, lo viven con mucho sufrimiento y en muy malas condiciones. Muchas de ellas optan por tomarse fármacos tranquilizantes y algunas sólo viajan en vuelos relativamente cortos.

Los datos de eDreams también nos informan sobre la causa de este miedo. En este sentido, el 75% de las personas encuestadas indican que su miedo tiene que ver con que el avión sufra un accidente, que haya fallos técnicos, roturas, turbulencias o incluso problemas relacionados con condiciones climatológicas. Por el contrario, el 25% de la gente que sufre este tipo de fobia padece un miedo mucho más personal. Es decir, que su miedo radica en que ocurra algo durante el vuelo y que ellos no puedan escapar del lugar. En muchos casos, estas personas sufren también algún tipo de claustrofobia o patología psíquica relacionada con el miedo a estar en espacios cerrados. Por este motivo, algunas de las situaciones más repetidas en esos casos son la ansiedad y la pérdida de control.

Ante esta situación, muchas personas que se ven obligadas a viajar por cuestiones laborales o que no quieren renunciar a su pasión por los viajes han decidido llevar a cabo cursos que intentan ayudarles a superar esos temores. Los índices de éxito suelen ser bastante altos, por lo que la mayoría de gente está muy satisfecha de haberlo hecho. Sin embargo, existen muchos consejos y técnicas que pueden ayudaros a sobrellevar este tipo de temor, y muchas veces, seguir algunas pautas concretas ya será suficiente para evitar el exceso de sufrimiento. Estaros atentos porqué en las próximas semanas, eDreams se encargará de dar algunas claves para ayudar a esas personas a sobrellevar su miedo de la mejor manera posible.

Foto: M. Peinado en Flickr

Comentarios (0)

Se el primero en comentar.

Queremos saber tu opinión

Sscrbete a Turisfera.com
Publicidad

© Copyright 2014, Blogestudio está gestionado con WordPress